Does marijuana actually boost creativity?

A study analyzed the effects of marijuana on creativity.

Written by and verified by the comprar-ed.eu Research Team. Last updated on Feb 8, 2018.

Cannabis and creativity: highly potent cannabis impairs divergent thinking in regular cannabis users.

Steve Jobs once said that “marijuana and hashish … make me relaxed and creative.” And many people agree with his assessment. One study found that over 50% of users report enhanced creativity when using marijuana. But Steve Jobs was wrong about things before (the Apple Lisa, anybody?). Could he have been wrong about marijuana enhancing creativity as well?

Researchers know enough about the brain to take a decent stab at predicting how marijuana may affect creativity. The story starts with the neurotransmitter dopamine and its influence on two cognitive processes first fleshed out in the 1960s, a decade of great creativity!

While creativity is a hard thing to measure objectively, some components of it are being teased out. Specifically, two cognitive processes are thought to play a strong role in creativity. They are called convergent and divergent thinking. Divergent thinking is best described as the skill behind brainstorming — it’s being able to explore options through loose associations to generate novel ideas. Convergent thinking works in the opposite direction: It takes a bunch of loosely-organized ideas and finds a common thread between them.

There is a common thread winding its way through these thought processes and dopamine. Dopamine is often thought of as the “reward neurotransmitter” (although this is a major overgeneralization because dopamine has multiple functions). However, it also seems to have a role in the neuroscience of creativity. Specifically, one study in light marijuana users found that dopamine has a negative linear correlation with convergent thinking, whereas it shows an “inverted U” shape correlation with at least one aspect of divergent thinking, where too much or too little harms it, but a middle amount is just right.

The main psychoactive ingredient of marijuana, delta-9-tetrahydrocannabinol (THC), is known to stimulate release of the neurotransmitter dopamine in the striatum, a part of the brain involved in creative activities such as writing (and also addiction). Chronic marijuana use, however, may lead to depressed dopamine activity.

On the basis of marijuana’s effects on dopamine and creativity in light users, the authors of the current study formulated a hypothesis on marijuana’s effects on divergent and convergent thinking in heavy users. Since long-term cannabis users would have depressed dopamine activity, their divergent thinking before inhalation would be on the left hand side of the “inverted U” curve, but inhaling marijuana may push them temporarily to the right on that curve, improving divergent thinking. Convergent thinking, however, is negatively correlated with dopamine activity, so inhaling marijuana should hamper this aspect of creative thinking in anyone, whether they regularly use marijuana or not. These relationships are summarized in Figure 1.

The goal of the current study was to put this hypothesis to the test.

Two aspects of creativity are related to dopamine activity in the brain. Divergent thinking, the skill behind brainstorming new ideas, may get worse with very low or very high dopamine activity, and is best in the middle range. Convergent thinking, the skill behind unifying ideas into a coherent whole, worsens as dopamine activity increases. Since long-term marijuana users have depressed dopamine function, use of marijuana in this population could improve divergent thinking while worsening convergent thinking. This hypothesis was put to the test in the current study.

¿Quién y qué se estudió?

Un total de 54 personas sanas holandesas (6 mujeres y 48 hombres) en sus primeros 20 años que usaban marihuana regularmente se incluyeron en este estudio. & ldquo; Uso regular y rdquo; se definió como consumir marihuana al menos cuatro veces por semana durante los últimos dos años. & ldquo; Saludable & rdquo; aquí significaba que los participantes no tenían trastornos mentales o físicos importantes, no abusaron del alcohol, no tomaron ningún medicamento psicotrópico y no usaron ninguna otra droga recreativamente. Las personas que fumaron cigarrillos se incluyeron en el estudio.

Los participantes fueron aleatorizados para inhalar marihuana vaporizada que contenía uno de los tres niveles de THC. Unido al vaporizador (un vaporizador de la marca Volcano, representado en la Figura 2) había un globo grande que se llenaba con el vapor. Se les pidió a los participantes que inhalaran profundamente el contenido del globo y mantuvieran la respiración durante diez segundos antes de exhalar. Era un globo bastante grande, así que tomó varias inhalaciones para consumir completamente sus contenidos.

La cantidad total de THC administrada a cada participante en los tres grupos fue de 22 mg (dosis alta), 5,5 mg (dosis media) o casi 0 mg (placebo). Reconociendo que no todo el THC en la planta se vaporiza, y que no todo el THC inhalado se absorbe a través de los pulmones, los investigadores estimaron que las dosis reales absorbidas fueron de 8 mg, 2 mg y 0 mg, respectivamente. Los participantes y los experimentadores estaban cegados sobre qué dosis de THC se administraba.

Se les pidió a los participantes que informaran sus sentimientos subjetivos 6 minutos después de consumir completamente la marihuana. También se les dieron dos pruebas de 10 minutos: la primera, 35 minutos después de consumir la marihuana; el segundo, 60 minutos después de consumir la marihuana. Pero & hellip; ¿Cómo puedes medir la creatividad? Bueno, los psicólogos, al ser un grupo un tanto creativo, han presentado algunas pruebas, dos de las cuales se usaron aquí.

La prueba de usos alternativos (AUT) mide el pensamiento divergente. Las personas que tomen AUT deben generar tantos usos para un artículo doméstico común como sea posible dentro de un lapso de tiempo dado. Por ejemplo, un bolígrafo puede escribir, mantener abierta una puerta, usarse como un marcador, fundirse y moldearse en una forma, etc. Las respuestas fueron evaluadas por dos revisores independientes cegados a la condición del tratamiento, de acuerdo con cuatro criterios diferentes: fluidez, flexibilidad, originalidad y elaboración. Los puntajes están altamente correlacionados entre sí, lo que sugiere que las pruebas se calificaron confiablemente.

The Remote Associates Task (RAT) mide el pensamiento convergente. Los participantes reciben tres palabras y deben encontrar una cuarta palabra que las vincule. Un ejemplo es & ldquo; atrás, vaya, luz. & Rdquo; La cuarta palabra para este conjunto es & ldquo; stop & rdquo; Dado que la RAT tiene & ldquo; objetivo & rdquo; respuestas, es más fácil obtener un puntaje final para ello que para el AUT: solo cuenta el número de respuestas correctas.

Las pruebas se administraron en orden aleatorio a cada participante para garantizar que el orden de administración no afectara los resultados. Además, después de cada prueba de creatividad, los experimentadores nuevamente les pidieron a los participantes que calificaran sus sentimientos subjetivos.

Para probar el efecto del cannabis en la creatividad, este estudio reclutó a 59 personas jóvenes y sanas que usaban cannabis con frecuencia. Los participantes fueron aleatorizados para inhalar marihuana que contenía una alta dosis de THC, una dosis media de THC o casi ningún THC. Después de consumir la marihuana, tomaron dos pruebas de creatividad: Remote Associates Task (RAT), que mide el pensamiento convergente, y Alternate Uses Test (AUT), que mide el pensamiento divergente. Sus sentimientos subjetivos también se midieron a lo largo del experimento.

¿Cuáles fueron los hallazgos?

Los hallazgos del estudio se resumen en la Figura 3. Los tres grupos de tratamiento no difirieron en el pensamiento convergente. medido por la RAT, lo que indica que el contenido de THC de la marihuana no afectó a las asociaciones remotas en esta población.

Además, no hubo diferencia entre las actuaciones del grupo placebo y el grupo de dosis media en ninguna de las cuatro subescalas de la AUT, lo que indica que no hay efecto sobre el pensamiento divergente a esta dosis de THC. Sin embargo, el grupo de dosis alta se comportó significativamente peor en tres de las cuatro puntuaciones de AUT, sin diferencia entre las tres dosis para la subcategoría de elaboración.

Antes de inhalar marihuana, los participantes en este estudio habían realizado de manera similar a personas que no están bajo la influencia de ninguna sustancia, tanto en AUT como en RAT.

Se les pidió a los participantes que evaluaran sus & ldquo; sentimientos subjetivos & rdquo; clasificando tres tipos de efectos: & ldquo; sensación alta & rdquo ;, & ldquo; buenos efectos & rdquo ;, y & ldquo; efectos & drogadicción; drogadictos & rdquo ;. Los grupos de THC de dosis media y alta dieron puntajes similares a ambos y se sintieron altos y rdquo; y & ldquo; buenos efectos de drogas & rdquo; (el grupo placebo dio puntuaciones más bajas). Los grupos de THC de placebo y de dosis media dieron puntuaciones similares a & ldquo; malos efectos de drogas & rdquo; (el grupo de altas dosis de THC dio una puntuación más alta). El nivel de THC no afectó las medidas del estado de ánimo, y el estado de ánimo no cambió significativamente a lo largo del tiempo.

El pensamiento convergente medido por la RAT no se vio afectado por el THC en ninguna dosis. El pensamiento creativo divergente no se vio afectado por las dosis medias de THC y empeoró en tres de las cuatro subcategorías de AUT en dosis altas, sin efecto en la cuarta categoría de elaboración.

¿Qué nos dice realmente el estudio? ?

El estudio proporciona alguna evidencia en contra de la opinión de que la marihuana mejora la creatividad. En cambio, parecía no tener ningún efecto o un efecto negativo. Pero, como de costumbre, hay muchas advertencias sobre esta afirmación.

Primero, las medidas de creatividad utilizadas en esta prueba se basaron todas en asociaciones de palabras en la página escrita. No está inmediatamente claro si esto se relaciona con la creatividad en otros dominios, como las artes visuales, el baile, la música o la palabra hablada. Hay algunos evidencia junto con diversas hipótesis que abordan la relación entre los diferentes tipos de creatividad, pero los resultados son bastante mixto, y los estudios usan metodologías variadas.

Segundo, todos los participantes del estudio habían usado marihuana bastante durante al menos dos años. Incluso si podemos confiar en los resultados (y un estudio nunca prueba nada), solo se aplican a personas que han usado marihuana de manera similar. En tercer lugar, las diferentes variedades de marihuana pueden tener efectos muy diferentes. En cuarto lugar, esos efectos también pueden variar entre diferentes personas.

Tal vez los autores y rsquo; la hipótesis de partida, tal como se presenta en la introducción, podría arrojar algo de luz aquí & hellip; si los resultados de su estudio lo apoyaron. Pero ¿por qué don & rsquo; t ellos? Tal vez porque los autores basaron su hipótesis en solo un estudio previo, que utilizó las tasas de parpadeo como un proxy para la actividad de la dopamina y ndash; un indicador menos que completamente confiable.

Los autores del estudio mencionan la posible falta de fiabilidad de las tasas de parpadeo como una medida de la actividad de la dopamina. También presentan algunas otras posibles razones por las cuales su hipótesis no parecía estar contenida en el estudio. Una posibilidad es que el grupo de dosis alta reciba una dosis demasiado alta, empujándolos hacia la extrema derecha de la curva en forma de U invertida. Un estudio de dosis más fino en el futuro podría arrojar algo de luz sobre esta posibilidad. Alternativamente, los autores notaron que el grupo de dosis alta experimentó más efectos negativos que los otros dos grupos. Esto los llevó a sugerir que tal vez los participantes tuvieron que gastar sus recursos cognitivos lidiando con los malos sentimientos en lugar de con la tarea que tenían entre manos, lo que encaja con el & ldquo; agotamiento del ego & rdquo; modelo de control cognitivo.

En cuanto a por qué el placebo y los grupos de baja dosis se comportaron por igual en el AUT, los autores sugieren varias posibilidades. Una es que la dosis era demasiado baja, ya que los participantes eran tolerantes al THC y algunos estudios han demostrado que se necesitan dosis más altas para el mismo efecto en esta población. Alternativamente, el placebo puede haber contenido suficiente THC (u otros ingredientes activos) para ejercer un efecto. Finalmente, tal vez el efecto placebo fue fuerte en el grupo placebo, ya que lo que inhalaron fue idéntico en olor y sabor a la marihuana con un mayor contenido de THC. Esto puede haber llevado a un aumento de la producción de dopamina simplemente en función de las expectativas, que es un efecto que se ha observado en otros estudios.

Los autores no proporcionaron tantas explicaciones posibles sobre por qué el pensamiento convergente no difirió entre ninguno de los grupos de tratamiento. La principal hipótesis que plantean es que utilizaron una versión truncada de 14 preguntas de la RAT, que puede no haber sido lo suficientemente sensible como para medir las diferencias con precisión. Muchos factores posibles no se discutieron, como los impactos de los cannabinoides de la marihuana en aspectos no dopaminérgicos de la función cerebral, algunos de los cuales pueden tener un impacto teórico sobre la creatividad.

La generalización de este estudio es limitada, tanto porque se realizó exclusivamente en personas que consumieron marihuana en exceso como porque solo midió dos aspectos de la creatividad, ambos relacionados con las palabras en una página escrita. Además, este estudio generó una gran cantidad de hipótesis sobre por qué las predicciones de los autores no salieron a la luz, muchas de las cuales podrían probarse mediante más investigaciones.

El panorama general

The current study somewhat clashes with a larger body of research on marijuana’s and THC’s effects on convergent and divergent thinking. The effects on divergent thinking tends to have more evidence surrounding it.

Las primeras investigaciones usando cigarrillos de THC descubrieron que 3 mg de THC mejoraban el pensamiento divergente, mientras que 6 mg lo empeoraban. La investigación posterior utilizando THC oral notó una mayor fluidez verbal en dosis de hasta 15 mg. Los usuarios a largo plazo de cannabis se probaron en otro estudio que encontró que fumar marihuana mejoró el pensamiento divergente, pero solo en personas que inicialmente se consideraban poco creativas. Sin embargo, otro estudio encontró que fumar marihuana mejoró aspectos del pensamiento divergente solo en usuarios a largo plazo, pero no en personas sin una larga historia de exposición al cannabis. Si bien todos los estudios previos encontraron una mejora en el pensamiento divergente, al menos en algunas poblaciones, un estudio surgió con las manos vacías.

Los estudios sobre el efecto de la marihuana sobre el pensamiento convergente son cada vez menos frecuentes, y ambos se mencionaron anteriormente. Uno de esos dos estudios encontró que el pensamiento convergente estaba alterado por las articulaciones que contenían 3 o 6 mg de THC, en comparación con un control. Otro estudio posterior utilizó la RAT y descubrió que la marihuana que contiene 10% de THC puede dañar el pensamiento convergente en personas que se consideran bastante creativas.

Mientras que las conclusiones que se pueden extraer del cuerpo de la investigación no son muy claro, parece que el estudio actual va en contra de la poca evidencia que existe sobre los efectos de la marihuana en la creatividad, al menos hasta cierto punto. Afortunadamente, la investigación contradictoria y confusa puede servir como grano para la fábrica de científicos y rsquo; creatividad en el futuro mientras buscan soluciones.

Investigaciones previas sobre la marihuana y los efectos del THC sobre el pensamiento convergente y divergente tienden a indicar que el uso agudo de marihuana puede mejorar el pensamiento divergente y dañar el pensamiento convergente. Sin embargo, la evidencia hasta la fecha es limitada y mixta.

Preguntas frecuentes

¿Qué tan potente fue la marihuana utilizada en este estudio comparada con la de la marihuana promedio?

Most marijuana is 5 & ndash; 10% de THC, aunque el contenido de THC ha estado aumentando marcadamente en los últimos años, a veces alcanzando la marca del 30% || | 296 . For comparison, the highest THC dose in this study was the equivalent of around 9% THC. However, the participants in this group had to inhale a large balloon full of the vapor, which required several hits.

Este estudio se realizó en usuarios de marihuana a largo plazo. ¿Cómo afectaría la marihuana a la creatividad de las personas que no la usan con frecuencia?

Según el razonamiento presentado en la introducción, el uso de marihuana debería empeorar tanto el pensamiento divergente como el convergente. Recuerde que el pensamiento convergente se correlaciona inversamente con la actividad de la dopamina y el pensamiento divergente tiene una correlación al revés en forma de U con respecto a la actividad de la dopamina. Esto implica que cualquier aumento en la actividad de la dopamina empeorará el pensamiento convergente, al igual que en las personas que consumen marihuana en gran medida a largo plazo. Sin embargo, dado que las personas que no usan marihuana con frecuencia se encontrarán en el medio de la & invertida & ldquo; U & rdquo; curva para el pensamiento divergente, el uso ocasional de marihuana podría empujarlos a la extrema derecha de la curva, empeorando también su pensamiento divergente. Esto es diferente de la predicción que los autores hicieron para los consumidores de cannabis crónico.

Esa es la teoría, de todos modos. Como revela el estudio, no funcionó como se esperaba.

Entonces los autores y rsquo; La hipótesis era que el efecto de la marihuana en la creatividad está mediado por la dopamina. ¿Esto significa que otras drogas que afectan la dopamina podrían afectar el pensamiento creativo?

Asumiendo que los autores y rsquo; la hipótesis es correcta (que no es una gran suposición, dados los resultados de este estudio), este sería realmente el caso. De hecho, es algo extraño que los autores del presente estudio no hayan llevado su hipótesis a su conclusión lógica y mencionen otras drogas en su sección de discusión.

No hay muchos estudios sólidos sobre otras drogas y rsquo; efectos en la creatividad. Un estudio en Adderall, que afecta los niveles de dopamina, no encontró efecto en el pensamiento divergente, y un efecto positivo en el pensamiento convergente, pero solo en aquellos que obtuvieron una puntuación más baja en el pensamiento convergente a empezar con; aquellos con mayor capacidad de pensamiento convergente para empezar no se vieron afectados o afectados.

¿Hay también suplementos que podrían afectar el pensamiento creativo?

Recuerde que la actividad de la dopamina está relacionada con el pensamiento creativo. La dopamina se sintetiza a partir del aminoácido tirosina. Entonces, en teoría, es posible que la suplementación con tirosina pueda afectar la creatividad. Un grupo colocó recientemente esta hipótesis para la prueba y descubrió que la tirosina mejoró el pensamiento convergente, pero no divergente. Mientras que un estudio no prueba nada, este es un resultado interesante. Con suerte, se hará más investigación en esta área.

¿Todos los hilos de la marihuana tienen los mismos efectos? ¿Podrían otras cepas impulsar la creatividad?

Diferentes cepas de marihuana difieren en su composición molecular, sobre todo la cantidad total de cannabinoides y sus proporciones relativas. Dado que algunos efectos de la marihuana están relacionados solo con Delta-9-THC, otros se atribuyen al cannabidiol y otros ni siquiera se remontan a cannabinoides específicos (o la interacción entre ellos), es muy posible que diferentes cepas puedan diferir significativamente en los efectos . || 324

Ultimately, however, most scientific studies focus on the cannabidiol and THC content unless they have a reason to focus on other cannabinoids. While it can give insight as to which plays a more significant role, the question of whether or not one strain is “better” than another for a given purpose (such as creative thinking) requires more direct testing or, on the consumer side, some experimentation. Trials such as the current one provide some basis for future research on different variables (different amounts, strains, populations, etc.).

¿Qué debería saber?

Este estudio encontró que el uso intensivo de marihuana en usuarios intensivos no tuvo ningún efecto en el aspecto de la creatividad llamado pensamiento convergente, que es la capacidad de unificar temas dispares en un hilo común. También descubrió que la marihuana que contiene altas dosis de THC puede afectar el pensamiento divergente, que es la capacidad de generar ideas y generar ideas únicas y poco conectadas. La marihuana que contiene dosis más bajas de THC no tuvo efecto sobre el pensamiento divergente. Estos resultados fueron un tanto inesperados en base a investigaciones anteriores.

Ahora que hemos cubierto el efecto de la marihuana en su creatividad, analicemos cómo puede afectar su apetito. Haz clic aquí para leer sobre la ciencia detrás de los bocadillos.

O también puedes ver nuestra página increíblemente detallada en marihuana en sí misma .