La ciencia detrás de los bocaditos: la marihuana y tu apetito

¿Cómo pueden los cannabinoides darte mordiscos ...

Escrito por y verificado por el Equipo de investigación de comprar-ed.eu. Última actualización el 12 de diciembre de 2017.

Todos sabemos que marihuana es una droga recreativa popular, y eso y rsquo ; también obtuvo una variedad de usos medicinales, que incluyen la reducción de las náuseas y el aumento del apetito. Pero, ¿qué es exactamente la marihuana? ¿Y cómo afecta el apetito y el sistema digestivo?

La respuesta a esa primera pregunta es bastante simple, entonces comencemos con eso. El término & lsquo; marijuana & rsquo; se refiere a varias plantas en el género del cannabis, incluyendo sativa, indica y ruderalis.

Los médicos generalmente recetan marihuana para tratar dolencias inflamatorias, gastrointestinales y cognitivas. La marihuana también se administra con frecuencia a pacientes con cáncer, ya que ayuda a aliviar el dolor asociado con la quimioterapia al tiempo que aumenta el apetito del paciente. Esta es la razón por la cual la marihuana se usa en un esfuerzo por minimizar la pérdida de peso, lo que podría llevar a más complicaciones de salud.

Como se puede imaginar, este aumento en el apetito es uno de los efectos más conocidos de la marihuana, puede referirse a él como & ldquo; los munchies & rdquo ;. De hecho, las fuentes históricas confirman que las personas ya en el 300 a. C. sabían que el cannabis estimulaba el apetito y notaron que estos antojos eran para la comida dulce y salada. Vamos a investigar por qué sucede eso.stimulates appetite, and noted how these cravings were for sweet and savory food. Let’s dig into why that happens.

Cómo funciona la marihuana

Uno de los principales ingredientes activos de la marihuana, un compuesto químico conocido como tetrahidrocannabinol (THC), es uno de los principales culpables responsables de & ldquo; los munchies & rdquo ;. Una vez que la marihuana se consume (normalmente al fumar), el THC activa un receptor llamado receptor cannabinoide tipo 1 (CB1), que ayuda a aumentar el apetito. El CB1 también está involucrado con el receptor de la ghrelina, una hormona que contribuye a un aumento en la sensación de hambre.

Los receptores CB1 aparecen en una variedad de diferentes áreas del cuerpo. En cada una de estas áreas, estos receptores CB1 actúan de maneras ligeramente diferentes, y muchos de esos efectos ayudan a aumentar el deseo de comerdesire to eat. Los receptores CB1 se encuentran en todas las áreas siguientes:

  • El hipotálamo y el rombencéfalo, dos secciones del cerebro que ayudan a regular la ingesta de alimentos.

  • Los ganglios basales, donde pueden ayudar a mejorar el placer que obtenemos al comer.

  • El estómago y el intestino delgado, que también secretan ghrelin, aceleran la digestión.

  • The prosencéfalo límbico, donde también pueden influir en la palatabilidad de los alimentos.

Los investigadores han descubierto que inhalar cannabis también se asocia con niveles más bajos de pirosina tirosina tirosina (PYY), un péptido que contribuye a la supresión del apetito. Las personas que consumen marihuana recreativamente tienden a tener niveles elevados de grelina y niveles disminuidos de PYY, lo que puede ser una de las razones por las cuales su ingesta diaria de calorías tiende a ser mayor.

Los estudios también han demostrado que una persona & rsquo; s | || 200 method of THC consumption (cápsulas orales, inhalación de humo o supositorios) puede influir en su elección de alimentos, así como en su consumo de alimentos en general. Por ejemplo, los participantes del estudio que tomaron un supositorio consumieron significativamente más calorías durante el día que los participantes que tomaron una cápsula oral.

Investigaciones recientes sobre CB1 revelaron que una forma sintética de THC (dronabinol) puede activar un subconjunto de neuronas llamadas neuronas proopiomelanocortinas (POMC). Aunque el POMC suele ser responsable de la sensación de plenitud después de una comida, estas neuronas pueden liberar hormonas que suprimen el apetito u hormonas que aumentan el apetito. Cuando CB1 se activa, estas hormonas evitan que el POMC suprima el hambre y le permite comenzar a aumentar el apetito.

Suppressing appetite through the CB1 receptor

Since activating the CB1 receptor contributes to an increase in appetite, blocking it has the opposite effect. Studies on individual cells show that blocking CB1 receptors significantly increases production of adiponectin, a hormone with anti-inflammatory effects and a negative correlation with obesity.

Researchers have also used compounds that can block the CB1 receptor - which are known as endocannabinoid antagonists - to treat obesity associated with eating disorders, which is characterized by compulsive binge eating or cravings for sweets and snacks. Animal studies show that rats given rimonabant, an endocannabinoid antagonist anti-obesity drug, experience weight loss and reduced levels of blood insulin.

Still, a lot more research is needed before we can start recommending these kinds of therapies to human patients. The CB1 drug Rimonabant, for example, failed to earn approval from the U.S. Food and Drug Administration (FDA) - and it’s no longer sold in Europe either, due to side effects associated with its use, which include severe depression and suicidal thoughts. Since CB1 receptors are found all throughout the body, it is difficult to pinpoint the cause of these side effects.

Future endocannabinoid antagonists, however, may play a role in treating obesity by blocking CB1 receptors, increasing adiponectin production, and reducing appetite.

Marijuana has been a part of our society longer than any one civilization, and researchers continue to paint a more complete picture of the compound with every passing year. Follow-up studies will not only need to investigate CB1’s effects throughout the body, but also the different ways THC functions when ingested in various ways. More research on marijuana may also lead to breakthroughs in the fight against obesity because of how effective manipulating hunger can be when it comes to controlling our daily caloric consumption.

If you want to learn, see our incredibly expansive and detailed page on Marijuana.